volver a la página principal
Una opción ecológica,
independiente,
ideológica,
orgánica 
y sana 
para tu cuerpo
y nuestro Planeta Tierra.

 :: Página principal ::

CONTACTEMOS
Más información, sugerencias,
o lo que quieras compartir
lunarojamail@yahoo.com.ar

 

Temazcales 

Qué es un Temazcal
 


Ritual del baño de temazcal
Códice Nuttall

Temazcal es un baño de vapor generado por piedras calentadas en un Fuego Sagrado. Es una antigua práctica de purificación física, emocional, mental y espiritual. Nos conecta con las energías elementales y por eso resulta una herramienta poderosa y gentil para explorar estados de conciencia resolutivos. Especialmente los relacionados con la liberación del sufrimiento y con experiencias y visiones de integración y plenitud, tan necesarias para nosotros ahora.

Cristian Stabel Hansen
tekaltian@yahoo.com
Temazcales en Ingeniero Maschiwts
Buenos Aires, Argentina


Temazcales de mujeres

El siguiente es un relato del tercer encuentro de mujeres de luna llena en el temazcal, guiado por Aymara, Leticia y Cristina.

Nuestro tercer encuentro de luna llena, con calor, con expectativas, con alegría, con dudas, con certezas, fuimos llegando. Primero una ronda de mate y charla, compartiendo bellas experiencias, alguien que llego con el ultimo aliento y en los primeros abrazos, fue soltando lagrimas contenidas. Todas nos sumamos, disfrutando el reencuentro. Cuando la tarde se iba yendo, nos conectamos con la Madre Tierra, fuimos soltando tensiones, temores, dolores, y recibiendo energías renovadas, alegrías, saberes de la tierra. 

Nos sumergimos en la respiración y los movimientos, inspirando... abriendo el centro... fluyendo desde adentro, saliendo del cascaron, tallando el espacio que nos rodea, dejando morir lo viejo, exhalando, extendiendo el movimiento, firme, claro, certero, definiendo el propósito, poniendo el corazón en cada movimiento, la intención marcando nuestro limite, descubriéndolo como guerreras del tiempo, entrando en la memoria de la tribu, danzando con frenesí, quemando misterios, liberando la mente, llamando a la hembra salvaje, sacudiendo desde las entrañas, exclamando viejos silencios, espantando al miedo. 

Inspirando... sintiendo el corazón... en la garganta... en el vientre... en los pechos, aladas de piernas y brazos, elevándonos al cielo, bendecidas, liberadas, renaciendo desde el alma, llegando a las estrellas, girando y desapareciendo... y entregamos todo nuestro peso a la tierra, soltando todo esfuerzo, aquietando el movimiento, sintiendo el fluir de nuestra sangre, el corazón batiendo con fuerza en todo el cuerpo, la luna llegando, el cielo estampado de estrellas, y un solo corazón latiendo, unidas a Gaia, en un nuevo ritmo de Cielo y Tierra en Nuestro Centro.

Lentamente llegaba la noche, tiempo de preparar algo para comer luego, llegaban mas mujeres, charlas por aquí y por allá. Veintitrés mujeres, convocadas por la luna llena, realizamos la ceremonia del 04-04-04, portales que se cierran, sanación para el planeta, un círculo de piedra y una cruz en el centro, invocando a las 7 direcciones, para sanarnos junto a Gaia. Cada una escogió una ancianita, para entregarla al fuego en nuestro nombre, para quemar nuestros condicionamientos mentales, para liberar nuestra creatividad. Encendiendo el Fuego de la luna llena de Aries, el Fuego Eléctrico y Cósmico, el que llega del Cielo. 

Compartiendo la historia de “Hércules y los Caballos Salvajes”, como atraparlos??, como parar la cabeza??, el torbellino de pensamientos, que nos sacan del presente, ese es nuestro desafío. 

Intencionamos los troncos, con amor, con respeto. El fuego ardió dignamente, sin esfuerzo, honrando a Aries. Nos presentamos, con el fuego como testigo, como fuerza transformadora y liberadora. Leímos acerca de la Madre en los comienzos de los tiempos, de como se reunían las mujeres en las lunas llenas. Cantamos a la tierra, a la luna, al cielo, y buscamos un silencio compartido, para escuchar a la sabia, a las ancianitas, a la luna. 

El fuego agitó bastante, es muy fuerte, muy intenso, y trajo algunas inquietudes, algunas buscamos refugio en el sueño, en la casa, en la cocina, en la comida. Otras permanecimos en esa extraña comunión de luna y fuego, y hubo quien escucho...la voz de la memoria.

Entonces Amigas Lunas, sigamos al Acecho de la Memoria, llamando a la Loba que habita nuestro Corazón de Mujer. Y en la próxima luna llena de Tauro, las estaremos esperando con luces y sombras de mujer.

Cristina, Aymara y Leticia

Diseño Web
manohumana@leyendo.com.ar